lunes, 8 de octubre de 2007

Freesia


Nombre científico: Freesia alba
Familia: Iridaceae
Origen: Africa al sur del Ecuador


Otros nombres
Brasil: Frésia


Sinónimo: Freesia kewensis

Cormosa perenne de 20 a 40 cms de altura, se encuentra en los bordes de bosques, con buena luminosidad, en zona de invierno lluvioso.

De fácil cultivo, es hibridada a finales del sigro XIX, dando lugar a variedades de diferentes colores, dobles y semi-dobles, de tamaño algo mayor ( todas con el aroma característico), que son las de valor comercial.

Buenas para ubicar en rocallas y borduras; muy usadas en arreglos florales, se adapta bien al cultivo en maceta y también a interiores.

De hojas planas, lanceoladas basales de color verde intenso, con crecimiento vertical.
Inflorescencia en espigas horizontales de entre 2 y 8 flores cada una que aparecen todas del mismo lado. Las flores hermafroditas tubulares con 6 tépalos, de entre 3 y 4 cms de largo, abren en su tercio superior mostrando el interior de la corola blanca y la garganta amarilla; delicadamente aromadas.

Florece a finales de invierno y se extiende por la primavera hasta que el intenso calor hace que entre en período de latencia.

La ubicación ideal es aquella en la que reciba mucha luz natural, de preferencia el sol de la mañana y en la tarde sombra. Acepta cercanía con el mar.
No resiste heladas fuertes o prolongadas, su temperatura ideal oscila entre los 20 y 35º C.
En zonas de inviernos muy fríos conviene retirar los cormos del suelo una vez comenzado el período de latencia, y guardarlos en lugar seco y oscuro hasta el siguiente otoño. Si se tienen en maceta, ubicarla en lugar resguardado.

No tiene grandes exigencias en cuanto a suelo, necesita muy buen drenaje y una composición con PH ácido y fértil. Una buena mezcla: arena gruesa dulce, humus y tierra regular de jardín en partes iguales. Agregar al plantar abono de liberación lenta.

Mientras está germinando regar moderadamente cada 3 días, una vez de buenas proporciones disminuír los riegos a una vez por semana, suspendiéndolos después de la floración cuando empiezan a amarillear sus hojas.

En general es resistente a plagas y enfermedades, pero habrá que vigilar los trips y los pulgones.

Una vez secas sus hojas después de la floración, pueden retirarse los cormos del suelo (conveniente en las regiones frías), o dejarlos para que se multipliquen y maduren naturalmente, incrementando la mata.
Si se retiran los cormos del suelo, se vuelven a plantar el próximo otoño a 6 ó 7 cms de profundidad para obtener flores en primavera.
Por semillas: sembrar en otoño y germinan en 5 semanas; el primer año es difícil que florezcan.
También puede hacerse división de mata cada 3 años.

Toda la planta es tóxica.

Algunas variedades comerciales
  • Ballerina de flor blanca
  • Blue heaven de flor azul violeta con garganta amarilla
  • Elan de flor lila, semi doble, con garganta blanca
  • Golden melody de flor amarilla
  • Red lion de flor rojo anaranjado con garganta amarilla
  • Rosalinde de flor rosada, semi doble, con garganta amarilla


3 comentarios:

Cris Bolbosa dijo...

Hola, me gustan muchos las Freesias, y ahora me estoy interessando por las botânicas, como esa del post y las F.Laxa, que son muy belas.
Bs
Cris

sonia espino blanco dijo...

hola fantastico blog...muchas gracias por la informacion...saluditos...


http://www.semillashuertayjardin.com/venta-de-semillas-semillas-cada-mes/que-semillas-puedo-sembrar-en-diciembre/venta-bulbos-freesia-doble-mezcla-de-colores.html

Anónimo dijo...

pues nunca oí ni leí eso de que toda la planta fuera tóxica. podrías decirme tus fuentes?