lunes, 13 de agosto de 2007

Lygodium


Nombre científico: Lygodium japonicum
Familia: Lygodiaceae
Origen: Asia oriental


Otros nombres
Filipinas: Agsam
USA: Japanese climbing fern


Frondoso helecho trepador rizomatoso, se lo encuentra en montañas selváticas a altitudes medias, a veces en los costados de caminos, a orillas de arroyos y en zonas pantanosas de su habitat natural, preferentemente en sombra no muy densa, donde alcanza a medir 5 mts de altura. Fuera de su zona de origen puede medir entre 2 y 3 metros.

Cada año entra en latencia y la energía acumulada en sus raíces produce más follaje la próxima temporada, esta condición sumada al vigor de su crecimiento, hacen que cada año ocupe más espacio al desarrollarse. Si se poda hasta el suelo cuando comienza el período de latencia se podrá controlar su crecimiento cada año, evitando así el peligro de invasión.
De todos los helechos estos son los más resistentes al frío, al fuego y a la sequía.

Como todos los helechos, no tiene hojas; de hecho tiene frondes que a simple vista pueden ser confundidas con hojas. Estas frondes cumplen varias funciones, entre las que se cuenta la de ser portadoras de esporangios, reservorios de esporas, encargadas de la reproducción de los helechos.

Las frondes de Lygodium son coriáceas de forma triangular, de entre 7 y 14 cms de largo con un ancho entre 5 y 7 cms, muy divididas y sub-divididas, con bordes irregularmente dentados; el color va del verde claro cuando son nuevas al verde intenso cuando están maduras; a medida que va entrando en período de latencia sus frondes van tomando coloración rojiza. Hay dos tipos de frondes: masculinas y femeninas, éstas últimas de tamaño algo menor que las primeras.

En climas cálidos puede ubicársela en exteriores, debajo de árboles o arbustos en los que trepará, también en pérgolas que no reciban sol directo. Pueden ubicarse en cercanías de estanques.
En aquellas zonas en las que las temperaturas invernales no admiten cultivarla al exterior, acepta vivir en maceta, tanto en invernadero cálido como en el interior de la casa con cuidado de no ubicarla en ambientes muy secos ni en lugares de sol directo.

Acepta sombra o semi-sombra; en semi-sombra produce más esporas.

Gusta del suelo húmedo pero bien drenado, con PH preferiblemente neutro, con algo de arcilla.

Los riegos en período vegetativo serán regulares agregando una vez por semana fertilizante para helechos. En período de latencia y en clima seco, con riego escaso una vez al mes será suficiente.

Si es necesario cambiar de maceta, se hará en primavera antes del rebrote.

Multiplicación por división de mata a finales de invierno.
También a finales de invierno se puede reproducir por esporas; éstas se recogen en un papel blanco puesto debajo de la fronde que las tiene. Se colocan bajo cristal, sobre una mezcla de turba y arena a la que se puede agregar algo de piedra caliza. Se mantiene el sustrato levemente húmedo constante, a una temperatura de 20 ó 21ºC. Cuando las nuevas plantas tienen un tamaño que posibilite su manipulación se las puede transplantar a recipientes individuales.

Desde 1995, mujeres filipinas organizadas en cooperativa están usando fibras que obtienen del Lygodium japonicum en la confección de variadas artesanías que son bien comercializadas en el área turística de su país.

Su composición química incluye: lípidos, taninos, compuestos fenólicos, ácido neoclorogénico (en isómero de ácido clorogénico), flavonoides, ácido cafeico y kampferiol.

En China, con sus raíces se prepara un pesticida ecológico de buen resultado contra araña roja, cochinilla algodonosa y larvas de mosquitos.

La medicina natural china usa sus hojas en distintos preparados principalmente diuréticos; también en el tratamiento antitérmico, desinfectante, hemostático, sedante, antiinflamatorio, expectorante y refrescante.

No hay comentarios: