miércoles, 1 de agosto de 2007

Chamaedorea



Nombre científico: Chamaedorea metallica
Familia: Arecaceae
Origen: Méjico


Otros nombres
Brasil: Palmeira metalica
USA : Metallic palm - Metal palm tree


Palmera menor dioica que alcanza los 2 mts de altura y un diámetro de 60 cms.
Propia de sotobosque de selvas lluviosas, puede por lo tanto cultivarse bien en zonas tropicales y templado-cálidas.

Hojas de aproximadamente 30 cms de longitud, simples, aovadas, de ápice bífido y surcadas de nervaduras bien visibles. Son las únicas en su especie con brillo metálico en sus hojas color verde-azul muy oscuras.
Inflorescencia que surgen de entre las hojas más bajas, en racimos de flores rojas o anaranjadas según sean masculinas o femeninas.
Fruto no comestible pequeño, globoso, oscuro cuando está maduro, de 1cm ½ de diámetro.

Son palmeras ideales para crecer en interiores tanto por su crecimiento lento, lo que asegura que podrá lucir en la habitación por unos cuantos años, como también por su baja necesidad de luz.
Tres o cuatro ejemplares en un mismo contenedor tienen un efecto muy ornamental.
Cultivadas en exterior, su color y brillo lucirán hermosamente a la sombra de árboles más grandes o en parcelas sombreadas.

Ubicada en lugares de luz intensa sus hojas adquieren color verde-gris que será más claro cuanto más luz reciba.

Es, en general, una palmera fácil de cultivar

Acepta todo tipo de suelo siempre que sea bien drenado y que pueda conservar la humedad. Conviene, entonces, que no falte arena para asegurar el drenaje, y una proporción de humus que nos aporte retención de humedad en el suelo.

Riegos regulares cuando el suelo de la mitad de la profundidad del contenedor está seco; pero no mojar demasiado, pues con exceso de agua sus hojas amarillean. Mientras la planta es joven, conviene agregar micronutrientes cada dos o tres meses.

No debe podarse, solamente retirar las hojas secas.

Reproducción por semillas utilizables hasta un mes y medio después de madurar. Se le aportarán las condiciones de humedad más similares posibles a las de su habitat natural, pero aún así la germinación es irregular, puede ser más o menos corta o no. Será cuestión de ser pacientes.

Esta palmera está en peligro de extinción en su zona de origen debido al avance de las plantaciones de café y a la tala de bosques.

El contacto con su savia puede causar irritación en ojos y piel en personas sensibles.

1 comentario:

Lau dijo...

Me habías comentado de esta palmera pero no la asocié con la foto. No tenés alguna foto de alguna planta más alta?
Me gusta.
Mua